nonametaken

Un cyber rinconcito para teclear inspiradamente

04092012 – “A favor del viento” de Francesca Ancarola

De un tiempo a esta parte, tal vez por esto de estar llegando a los Big Thirty, he tenido varias conversaciones sobre el tema de la amistad, sobre todo acerca aquellas relaciones que son de verdad significativas.

Dicen por ahí y concuerdo con ello, que nuestros vínculos son de dos tipos: los que mantenemos con personas en un período específico de tiempo y en determinados contextos, y los que nos acompañan durante toda la vida. Recuerdo lo importante que era para mí una amistad cuando era chica, cuando empezaba a entenderme y aceptarme a través de los ojos de los otros, y en realidad siempre fui de las que tenía una amiga a la que incluso celaba (me llegan a mi cabeza varios nombres: Natalia Olate en la prebásica, Maricarmen en mi primer colegio, Andrea Chiang en mis primeros años del Divina). Pasando el tiempo empecé a compartir e identificarme con grupos de personas, pero sin esta búsqueda tan escorpiona de exclusividad, más que nada asociándome con quienes estaban a mi lado circunstancialmente.

Ahora, si reflexiono al respecto, no sé si en ese período de mi vida en realidad me importaran de la misma forma las amistades, o al menos no sé si quería crear/mantener ese tipo de intimidades. Siempre me recuerdo como una niña re solitaria. Incluso teniendo una hermana que tiene pocos años menos, tengo más memoria de estar jugando sola que con ella o con otros. Hay un par de fotos de mi infancia muy particulares: en una estoy recorriendo la parcela de mi tía C. y camino entre la maleza sola con cara de abstracción y mirando el suelo, y en otra estoy en el antejardín de mi casa en San Miguel, con sombrero de cumpleaños y encaramada al medidor del agua mientras miro más allá de la reja con una expresión de estar viendo o esperando algo que no estaba allí… ambas fotos me han llamado la atención poderosamente por esta sensación que me provocan de que la niña en ellas está medio perdida en un mundo personal e íntimo, un universo que – reconozco – siempre ha estado velado para el resto.

Por eso cuando hablo de mis amigas considero todo la historia que atravesé con ellas para darles cabida en ese universo, cosa que nunca me ha resultado fácil. Cada una de mis grandes comadres ha compartido conmigo años y años de sucesos sin importancia que en suma hacen una historia que sí la tiene. Con todas he pasado por períodos de alejamiento y hasta de ostracismo que siento han sido la prueba de que los vínculos que son fuertes no se carcomen con el paso del tiempo y del silencio. Y hoy, que ya estoy más viejita, comprendo que son las personas que están intangiblemente a mi lado: nos faltará tiempo para compartir, hablar, chacharear y mil cosas, pero las tengo conmigo todos los días junto a sus risas, retos, dilemas y consejos.

Todas ellas son mujeres que son fuertes y sabias desde dentro, saben llorar y reír con la misma honestidad y aunque han cometido errores (soy testigo) han entendido que no hay que ser perfectas en este mundo, sino que reales y humildes. Todas son niñas en el fondo de sus corazones y no han perdido la chispa inocente y juguetona con la que vivimos nuestras experiencias en común.

Tengo que admitir que estoy muy orgullosa de cada una por sus logros y sobre todo por sus derrotas, ya que me han demostrado al ponerse de nuevo en pie lo grandes y fuertes que son. Los vínculos de toda la vida, como ponía antes, los armamos con la gente a la que observamos crecer y cambiar con alegría, admirando aquello en lo que se transforman.

Así me pasa con ustedes chiquillas… y las quiero montones.

M.I., T., V. y K.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 4, 2012 por .
Tepsícore Postmoderna

Reflexiones sobre la danza y la performance

Pin Up Chile

Just another WordPress.com site

Marwa Estudio Oriental

Arte y Educación

The Vero Onion

In the world of dreams, I’m a frequent flyer

A %d blogueros les gusta esto: